después de poder manejar las técnicas secas (dibujo) llegan las técnicas húmedas, como la acuarela, donde los niños comienzan a comprender la mezcla de colores y la magia de arte. La acuarela es una de las técnicas mas completas, y es de un resultado inmediato. por eso es uno de las mas recomendables para los pequeños.